Instagram: @a_doyharzabal

Los peligros de la cocina. Materiales y otros bemoles

Evitar la olla a presión  porque la cocción se realiza a una temperatura demasiado elevada que tiene el efecto de destruir gran parte de las vitaminas y minerales. Preferir el vapor o cocidos en acero inoxidable 18/10 de preferencia para que se puedan cocinar los alimentos a baja temperatura. Por otra parte, si la comida no es de origen biológico, este proceso va a eliminar algunos de los fertilizantes químicos, fungicidas o plaguicidas será absorbido por el agua. En el caso de la carne cocida o pescado, habrá purga de las grasas malas. Sobre todo no usar el agua de cocción.

Preferir el Acero Inoxidable. Es sin lugar a dudas uno de los más recomendables. Es cierto que es más caro pero es un material muy estable, no se corroe, es ligero, cocina de una forma homogénea y rápida y es muy fácil de limpiar.

El Vidrio tipo Pyrex (alta temperatura) . Es un material también muy agradecido ya que nunca se corroe ni oxida. Se usa sobre todo para cocinar al horno. Existen baterías de este material ( aunque las hay de vidrio coloreado, esas no adquirirlas porque podrían contener plomo para darle color) son muy innertes aunque su costo es elevado y su fragilidad es cuestión de consideración.

El Esmaltado o "Peltre". No es recomendable ya que las sustancias químicas son literalmente una pintura, que al contacto con el calor desprenden parte de estas sustancias a los alimentos. Más aún cuando están "despostillados".


En cuanto al Teflón, EVITARLO, porque cuando el recubrimiento se envejese o se daña,  se  ingesta los tóxicos del teflón, que son sustancias flouradas súper cancerígenos y con daños irreversibles a largo plazo. Aún sigo sin comprender ¿¡porqué lo siguen vendiendo!?.

El barro es una muy buena opción (pero sin vidriar por el plomo contenido). El barro natural es de los mejores materiales y económicos. Así que evitar comprar ollas para cocinar que estén barnizados, el barníz solo es para decoración. También está la olla de barro Römertopf que permite  los alimentos cocinarse en su propio jugo sin grasa y con muy poco líquido. Las vitaminas y los minerales no se alteran.


El Alumino. El de mayor contaminación de los alimentos por el contacto. También pueden llegar a los alimentos por el uso de sartenes, utensilios de cocina y contenedores (papel  aluminio muy usado en los hogares para proteger los alimentos y ponerlos en el refrigerador o bandejas de metal para el mismo alimento para hornear)
 
El riesgo de contaminación es aún más evidente cuando
  • que se refiere simplemente  a las ensaladas preparadas en recipientes de aluminio sazonado con vinagre o limón. Durante el almacenamiento prolongado en el calor húmedo, el papel de aluminio envuelto alimentos tienden a deteriorarse y así liberar a los óxidos de alúmina.
  • un día cocinando en las ollas de aluminio o de teflón (material de teflón puede ser raspado de aluminio). (EE.UU. un estudio realizado en 416 personas mayores de 65 años, ha puesto de relieve el vínculo entre el hábito y la desmineralización ósea (la probabilidad de fractura de cadera o cuello femoral aumentó en un 100%). Scientits Noticias, 1993.
  • que los alimentos cocinados con regularidad fuertemente ácido (después de cocinar, 100 g de ruibarbo y los albaricoques pueden contener respectivamente 4 mg y 7 mg). Después de haber sido cocinados y permanecieron toda la noche en un contenedor de aluminio, 100 gramos de tomates puede contener 6,5 mg de aluminio. (Según un estudio realizado por el profesor Joyeux, Facultad de Medicina de Montpellier, una olla de aluminio al punto de ebullición sirve como un catalizador para convertirse en nitritos los nitratos pueden contrarrestar algunas de las vitaminas A, B1 y B2-caroteno) 
  • usamos hoguera de aluminio para alimentos o exigiendo mucho tiempo a fuego lento.
"Cocinar el pescado en papel de aluminio con limón agregando comunicados bajo el efecto combinado de calor y ácido cítrico, una gran cantidad de aluminio soluble en citrato de todo el cuerpo"
Daniel Burnel, Laboratorio de Química, Facultad de Medicina de Nancy.
Otros estudios correlacionan la difusión de aluminio en los alimentos durante la cocción, con muchas enfermedades del aparato digestivo como el cáncer, y la aglutinación de glóbulos rojos en la sangre.
(trabajo de la agencia del gobierno para proteger a los consumidores, Finlandia 1993-94).

El aluminio no es recomendable; ya que es de hecho un agente quelante, es decir, tiene la capacidad de capturar y evitar la absorción de los elementos esenciales y, por consiguiente perturbar la correcta utilización de varios minerales esenciales como el calcio, zinc o cobre.

Comentarios

Entradas populares