Ir al contenido principal

Instagram: @a_doyharzabal

Arroz sofrito con Champiñones al Ajillo y Chía

El sofrito es la base de la mayoría de los platos guisados de la cocina mediterránea. Sofreír es freír ligeramente y después agregar el tomate picado (jitomate) para hacerse salsa. Una técnica buena para cocer alimentos sin perder mucho de sus propiedades, color y sabor. En este caso, técnica idónea para integrar un ingrediente maravilloso del mundo prehispánico mexica: la chía. Esta receta es baja en grasa y fuerte en proteína. Dada la característica del arroz y el tomate causa saciedad. Por los ingredientes lo coloco como uno de mis platos más antioxidantes y balanceador de colesterol. Lo recomiendo como entrada pero en ración más grande perfectamente queda como plato único.



Preparación ( 4 raciones)
En una sartén con algo de altura o una cazuelita pequeña verter 1 cucharada de aceite de canola y 1 cucharadita (tamaño té) de mantequilla, con ello se sofrie 1/2 taza de arroz blanco a fuego medio, moviendo constantemente para que dore parejo por unos 2 minutos. Enseguida verter 1 taza de agua, unas rodajas de cebolla, 1 diente chico de ajo y 1 cucharadita de sal. Tapar y bajar el fuego al mínimo ( y ojo, ya no se mueve para nada). Cuando se coza el arroz con buena concistencia (o si ya tienes arroz preparado de sobrante utiliza éste tal cual lo tengas guardado del refrigerador) retira del fuego y destápalo para que se seque un poco y se enfrie. Deben separarse bien los granos de arroz pues más cocido en el paso que sigue se batiría.
En lo que se enfría,  cortar en rebanadas unos 250 grs. de champiñones limpios, picar 1/2 cebolla chica no muy fino y en redojas 4 ajos medianos. Aparte en un vaso cascar 2 huevos (para bajar colesterol solo clara) y batir con tenedor 3 cucharadas soperas de Chía. Listo eso, calentemos una sartén ancha a fuego medio y vertamos 1 cucharada de aceite de canola para sofreír los champiñones, la cebolla y el ajo. Mover rápidamente hasta que la cebolla se torne transparente y el ajo haya desprendido su aroma. Al mismo tiempo en licuadora moler 1- 2 tomates (jitomate) grandes escalfados en 3/4 taza de agua (verter con todo y la misma agua) y si lo prefieren 1 par de chiles (ajíes-guindillas) de árbol secos con una cucharada del sofrito y sal al gusto para hacer una salsa muy ligera (agüada). En seguida llevar el arroz a la sartén del sofrito y revolver de manera envolvente. Ya mezclado, verter el batido de huevo con chía y revolver suavemente para que el batido se impregne en todo el arroz.  Por último, en un plato hacer un espejo con la salsa tibia y colocar el arroz en el centro. Servir.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consejos para lograr una carne jugosa a la parrilla

Sin presunción, cocinar a las brasas es todo un arte. Conlleva un gran conocimiento sobre el fuego, las temperaturas, llevar tiempos y bueno casi un ritual.
Y así como menciono que es un arte; como tal, cada artista del fogón tiene sus peculiaridades y su estilo. En diversos países tienen una tradición de asado y varían las técnicas pero más los paladares. Hay quienes gustan de carnes jugosas semicrudas como los españoles pero también hay quienes se deleitan con carnes tipo "suelita" duras y secas como en el caso de México. No es que uno sea mejor que otro, sinó cada pueblo tiene su forma de asar las carnes. Pero bueno, coincidirán conmigo muchos que lo mejor es el término cocido jugoso... que los argentinos llaman: "al punto". Además hay que considerar que en el asado el que domina es la carne vacuna, pero el lechón es una delicia a las brasas... el chivito o cabrito es otra, así como los pescados que con su debido cuidado no tienen par.

Para esta entrada de blog, …

Empanadas jugosas criollas

Esta receta, es de las mejores que he visto en el modo "tradicional" de hacer empanadas argentinas, no utilizando carne (molida o picada), sinó haciendo el relleno con carne con corte a cuchillo, lo que hace que tenga una peculiaridad... se vuelven muy jugosas.
La tradición de la empanada en Argentina es para comerse como plato único como excelente plato de entrada para un asado, plato criollo y campirano.
En México, a través de una colonia de ingleses en Pachuca, Hidalgo en la zona minera, las atinadas amas de casa preparaban unas empanadas en base a una masa de hojaldre, lo que permitía que los mineros en las profundidades frías de los túneles, comieran su almuerzo de diferentes rellenos, mismos de los guisos de la casa y se mantenían calientes por estar envuelto. A estas empanadas las acuñaron con el nombre de "pastes", derivado de la palabra inglesa "paste" que significa masa o pasta.Ingredientes:
_1 Kg. de harina
_2 huevos, sal, agua
_1/4 Kg. de gra…