Instagram: @a_doyharzabal

Crepas con Mole de Ciruela y Queso

¿Porqué hacer todo igual? ¡Viva la innovación! Este platillo está basado en el tradicional mole poblano pero con mi personal toque. Mole de Ciruela espeso para rellenar estas crepas como si fuese de dulce de leche (cajeta). Inspirado en un postre pero llevado al salado.
El mole, un grande de nuestra cocina mexicana tan rico y versátil que se pueden hacer platos como éstos.
Se cuenta que los aztecas preparaban para los grandes señores un platillo complejo llamado "mulli", que significa potaje o mezcla. El plato empleaba en su primeras versiones carne de guajolote (pavo) y chocolate (mole de guajolote). Hay varias versiones sobre el origen del mole como lo conocemos actualmente.
Una suplica ubica al mole poblano en el convento de Santa Rosa en la ciudad de Puebla, cuando una monja molió diferentes chiles (ajíes) y otros condimentos juntos en un metate (molienda de piedra). (más en wikipedia). Es por ello, que cuando llevamos a la mesa este tipo de platillos no solo estamos alimentándonos para subsistir. Comemos historia, tradición y mucho amor. 


Preparación (16-18 crepas para 8 platos aprox.)
Seguir bien estos pasos para cocinar de manera pronta y fácil, dado que es un plato que debe servirse al momento: Primeramente, contar con frijoles (porotos) negros ya cocidos y arroz blanco cocido al gusto.
Tomar un bol (o un recipiente suficientemente hondo para batir) y hacer la mezcla de las crepas al pie de la letra. En el bol o si prefieren la licuadora, batir 1 1/2 tazas de leche, 1 taza de harina de trigo, 1/2 taza de harina integral, 2 huevos, mantequilla derretida 35 grs. o 1 cda. de aceite, sal 1 cdta. (tipo té) y 1 pizca de azúcar. Ya bien batido, llevar al refrigerador (heladera) para que repose.
Mientras tanto, en un pocillo chico con 2 tazas aprox. de agua, hervir 200 grs de ciruela pasa descarozada (sin hueso) y picada. Así mismo, en otra hornalla, tomar una cazuelita (cacerola) previamente calentada con un poco de aceite y enseguida verter 350- 400 grs de pasta de mole poblano, mover rápidamente para que "tueste" un poco y en lo que la pasta de mole comienza a hacerse pelotas verter de apoco chorros del agua hervida con la ciruela hasta que vertamos toda el agua y el mole tenga una consistencia de salsa espesa. Retirar del fuego.
Calentar una sartén mediana y derretir un poco de mantequilla para aceitar, a fuego medio verter en forma de hilo la mezcla de la crepa y esparcir un poco con un cucharón moviéndolo en círculos con la cara cóncava desde el centro hacia los costados. Esperar hasta que los bordes comiencen a erizarse y tornarse ligeramente tostados para voltear. Ya cocida la crepa, llevar a un plato y colocarle una cucharada grande de mole y untarlo sobre la crepa. Al centro colocar unos trozos largos de queso fresco (panela, canasto, port salut) y una cucharada de amaranto natural. Enrollar. Servir con un poco de frijoles y arroz blanco y salsear encima con más mole y adornar con un poco más de amaranto. Repetir, así con cada plato. Si se gusta, acompañarlo con un vino tinto (merlot) o el de su preferencia. ¡Que lo disfruten!

Comentarios

Entradas populares