Instagram: @a_doyharzabal

Huevo poché con queso asado y avena en salsa roja.

En esta búsqueda de creación culinaria, sigo compartiéndoles otra receta que está pensada para aquellos que padecen diabetes. Al igual que muchas otras recetas en la que mi prioridad es el uso moderado de grasas y el uso de cereales.
Se sabe que la avena tiene la propiedad de reducir el colesterol, además de ser una importante fuente de fibra. El huevo poché (ahogado en agua) es una de las mejores técnicas libres de grasa y que brinda una tierna consistencia. El queso es blanco fresco y asado, al igual que la salsa.De esta manera tenemos en esta preparación 2 técnicas de cocción muy saludables y claro, sin sacrificar sabor. Una receta sencilla que respeta los sabores de cada ingrediente y juega con las texturas. Que lo disfruten.

Preparación.
Tener listo una salsa de tomate (jitomate) con o sin chile (de árbol rojo) algo espesa y muy pulposa. 
En un pocillo, hervir agua con un poco de sal y un chorrito de vinagre de manzana; mientras tanto, calentar una sartén y colocar un trozo de queso blanco fresco (panela, ranchero o port salut) y a fuego medio irlo asando hasta que se seque un poco. Ver el pocillo y cuando el agua esté en ebullición cascar un huevo y dejar que se "ahogue" unos minutos. Mientras tanto, cortar un 1/4 de cebolla chica en juliana. Retirar el queso asado y colocar en plato. En seguida, colocar la cebolla en sartén para que se ase y se atierne. Colocar a un lado del queso en el plato. Volvemos a la sartén y con menos de 1 cdta. de aceite de canola aceitar la superficie de la sartén (puede usarse un paño aceitado) y espolvorear un puño de avena en ojuela y mover constantemente con una pizca de sal hasta que se dore un poco. Mientras esto sucede con una espumadera o colador pequeño tomar el huevo en el agua y escurrirlo muy bien y colocarlo también en el plato.
Sin perder mucho tiempo para evitar que se enfrie demasiado los ingredientes del plato, verter las ojuelas de avena encima de los ingredientes y en la misma sartén verter la cantidad de salsa que gusten para la porción y dejar que caliente hasta que comience a "enchinarse" o burbujear, mover un poco para que se cueza un poco y vertir en el plato. Servir.

Comentarios

Publicar un comentario

Deja un comentario, duda o sugerencia

Entradas populares