Instagram: @a_doyharzabal

¿Quieres saber más sobre este estilo de cocina?

¿Quieres saber más sobre este estilo de cocina?
Modelo de cocina casera mexicana con enfoque Cero Desperdicio (zero waste) Bienestar (wellness) y Buena Comida (slow food)

Lo mejor que puedes hacer con una piña

La piña es una fruta tropical muy conocida en el mundo y originaria de sudamérica a la cual le llaman ananá. Es la segunda fruta más consumida del mundo después del plátano (banana) pero según muchos especialistas la mejor fruta del mundo por los beneficios que brinda: antioxidantes que combate enfermedades, enzimas que facilitan la digestión, mejora el sistema inmunológico, antiinflamatoria, alivia la artitritis, ayuda en el combate del cáncer, ayuda con la recuperación después de cirugías con los hematomas, vigoriza después de ejercicio agotador.

En lo personal, lo mejor es cuando se le fermenta porque genera bacilos muy acordes a la flora intestinal del ser humano (dile adiós al yakult o probióticos lácteos), así que el tepache es una bebida humilde de la gente de pueblo y en su humildad radica su grandeza.

Además de comerla al natural o con chile y limón como hacemos muchos mexicanos podemos hacer: mermelada, tepache y vinagre. Y como saben, busco optimizar los alimentos y llevar el enfoque de Cocina Meshi que es el cero desperdicio.

¡Sácale provecho a la piña!

Tepache


Pela la piña lavando muy  bien la cáscara. Una vez retirada la cáscara llévalo a un bote que le puedas colocar una tapa u olla. Agrega agua a 3/4 partes, unos cuantos clavos de olor, pimienta gorda entera y azúcar mascabado o piloncillo. Tapa con un paño y después con la tapa o solo el paño con un amarre en los laterales. La cuestión es que entre algo de aire pero no esté expuesta para evitar moscas de fruta o contaminación. Déjala por dos días en un lugar fresco. Para servir, cuela el líquido y agrega poco más de azúcar si se gusta y servir con hielos muy frío. ¡Una delicia! Esas mismas cáscaras coladas no las tires, vuelve a agregar agua y reitera el proceso. De hecho, las cáscaras de mejor fermentación son las que llevan más de una semana.

Vinagre de Piña


Es el mismo procedimiento del tepache sólo que se reduce la cantidad de azúcar y se deja por una o dos semana sin agregar agua, más que una cucharadita de azúcar cada día. Seguramente verás sedimentos pero no lo tires, sólo cuela cuando el líquido huela y sepa avinagrado.
Este vinagre es doblemente beneficioso en probióticos y depurativo para el organismo. Genial para ensaladas, para gazpachos o adobos.

Mermelada de piña


De una pieza de la fruta puedes comerte la mitad y la otra usarla como mermelada para postres. Mi receta: pica 1/3 de la piña finamente y el resto llevar a licuadora con una taza de agua y azúcar mascabado, llevar a fuego medio en un pocillo u ollita hasta que esté de buena consistencia. ¿Cuánta azúcar usar? Bueno, debemos tener mucho control con los azúcares por los problemas de obesidad y diabetes. Mi propuesta es sacar el mayor partido buscando reducir grasas y azúcares. En este caso, busca una piña madura o muy madura eso garantizará que tengamos el dulzor de la propia fruta, después usar poca azúcar y que sea de calidad. Recomiendo azúcar mascabado, miel de abeja, miel de agave o piloncillo. Ahora bien, por poner menos azúcar la mermelada tendrá consistencia de salsa, así que te recomiendo que agregues una cucharadita de café de fécula de maíz para espesar y mejor aún semillas de chía que liberan el mucílago y sirve de espesante, además de que enriquece la mermelada con sus aportes nutrimentales.
Después de la cocción deja enfriar la mermelada para que espese más. Bien conservada puede durar 2-3 semanas en el refrigerador y sellado en conserva hasta 6 meses.


Comentarios

Entradas populares

Lo que escribo de otros temas: