Instagram: @a_doyharzabal

¿Quieres saber más sobre este estilo de cocina?

¿Quieres saber más sobre este estilo de cocina?
Modelo de cocina casera mexicana con enfoque Cero Desperdicio (zero waste) Bienestar (wellness) y Buena Comida (slow food)

Alejandro Doyharzabal: el cocinero

Alejandro Doyharzabal: Cocina Meshi
El bien vivir se enseña en la cocina

41 años. Minimalista, foodie y católico por gracia, así se define. Se dedica a la cocina y desarrolló un estilo con enfoque saludable, slow food y cero desperdicio el cual se conformó en el modelo de Cocina Meshi. Actualmente trabaja de forma conjunta Marketing Digital siendo Asesor Independiente y Profesor de Diplomado.

La gran mayoría de sus recuerdos gratos han sido en reuniones donde se cocina. La cocina es más que preparar alimentos: es entre el raciocinio y la sexualidad lo que nos hace humanos -siempre lo repite- Así pues, un platillo es arte y cultura, pasión y deleite. Alimento reconfortante de cuerpo y espíritu :-)

¿Cómo surgió el modelo de Cocina Meshi?

Simple muy simple, surgió por la necesidad de Alejandro Dohyarzabal de aportar todo un bagaje personal y de familia en temas de salud y alimentación, rescatando la sabiduría tradicional que proviene de la mirada saludable e inteligente de la cocina prehispánica que contemplaba en sus ancestros. Sintiendo y viviendo su esencia, la cocina que prepondera la nutrición antes que el gusto o sabor, valorando la concepción de la gente del campo en la optimización de recursos y el no desperdicio, sumando todavía los problemas de salud publica derivados de la mala alimentación, lo cual trajo con el tiempo y sus experimentos, y su tan inquieta y polifacética personalidad, la creación de su propia cocina, muy de la mano de sus raíces mexicanas, de los pueblos del Valle de México y los conocimientos de las abuelas. Mitad extranjero, mitad mexicano, le permite descubrir un crisol multicolor, de abundancia, colores y texturas que desbordan emociones, cuando mira por primera vez el mercado de La Merced después de estar ausente por más de 11 años de su país. Y aquí comienza el romance con el México de sus amores, se enamoró a primera vista, más aún le inquietaba la forma tan suelta de desperdicio, de dispendio, alimentos que no son aprovechados, que representan el sudor y esfuerzo de campesinos, el desgaste de la tierra, el hambre con las que las pepenadoras logran hacerse de frutas y verduras tiradas a la basura para posteriormente venderlas. Con el tiempo y su interés en la cocina, incursiona y comienza varios emprendimientos tales como panadería artesanal, cafetería, puesto ambulante de carne asada, preparación y venta de repostería y banquetes, siempre como un impulso para actuar, que solo mantenerse como observador, dando luz, así al concepto de Cocina Meshi.


Años más tarde, Jamie Oliver, volvió a sembrar una semilla más de inquietud inteligente, este influyente cocinero britático, visita México y presenta en Chiapas el Proyecto Pozol: Más sanos comiendo como mexicanos, que tiene como objetivo combatir el alto consumo de bebidas azucaradas y refrescos en las comunidades indígenas, Alejandro no puede evitar una profunda reflexión al escuchar “México no necesita mirar hacia ningún otro lado para resolver el gran problema de obesidad y diabetes que padece, la solución está aquí mismo y es la comida tradicional”.¿En qué momento los pueblos indígenas renuncian a su tradición y cultura, para tomarse una coca cola?. Ya Oliver había ganado una batalla legal contra Mc Donalds a fin de que se reconociera que sus productos contienen sustancias químicas que impiden degradarse a pesar de los años, todo ésto le da sentido a Alejandro, además del resultado de haber vivido en Argentina durante su infancia, lo que le hace ser un duro defensor de las tradiciones y refuerza la incesante frase en su mente: “Ningún mexicano sabe lo que se tiene en México, hasta que vive en otro país”, y comienza a desarrollar una guia de cocina, donde no existieran justificaciones para evadir la responsabilidad de la salud y el bien comer, como el no se cocinar, es muy difícil, que flojera, no se me ocurre nada, o mejor, pídete una Domino's, ya que al final de todo, “las personas comen para llenar panza y no para nutrirse”. Por tal motivo siguió sumando a su modelo, aspectos psicológicos, emocionales y socioculturales,- que impiden una correcta alimentación, surgiendo así, los 3 pilares del modelo actual de Cocina Meshi.

Comentarios

Entradas populares

Lo que escribo de otros temas: