Instagram: @a_doyharzabal

Cocina con economía

Consejos en Blog: ¿Qué pasa hoy?
¿Cocina económica?... ¿barata y pobre?

Antes que nada, sepamos bien de qué hablamos al decir "cocinar con economía". Para nada se trata de cocinar con carencias o utilizar productos carentes de calidad o de un tipo de fonda /restaurán con menús pobres en su proceso y en su presentación. Cocinar con economía es una acción que TODOS debemos hacer. El mundo moderno actual ha puesto en jaque a muchas personas y sus familias con lo más elemental: el alimento.

Cocinar con economía es preparar los alimentos sin desperdicio, usando solo lo justo y siendo consumidores inteligentes al momento de adquirir  los insumos.

Es una reverenda estupidéz comprar en exceso y no consumir, más en los alimentos es un pecado... ¡¿cuánta comida se desperdicia y va a parar a la basura desde las casas hasta los restauranes?! Es un hecho que ese alimento tirado da de comer a las ratas y no son aprovechados por tantos que padecen de hambruna. Pero si no eres de esos (as) que les acongoje esta situación, veánlo desde su propio beneficio: tiene un impacto directo a tu bolsillo. Pues cuando hablamos de economía en la cocina, hablamos de una cocina eficiente... y como todo en este mundo que es eficiente solo se da en ámbitos de primer nivel. ¿De qué nivel eres?... dejémosle como reflexión.

Tips de compra en el Blog: Aprender a escuchar
El Presupuesto Familiar

La Cocina en casa va de la mano con el presupuesto general. Ya que gran parte de este gasto pertenece a los alimentos y enceres domésticos. Veámos bien, antes que otra cosa cómo organizamos las tareas del hogar. Después cómo administramos éstas tareas tomando en cuenta tiempo y dinero dependiendo del estilo de vida de cada familia.

En lo que respecta a la comida, hay que tener en cuenta 2 aspectos muy importantes: las compras habituales y las compras diarias. Ambas determinadas por la característica de todo alimento: son perecederos. Partiendo de esto, es como se programa un presupuesto y se mantiene una despensa óptima y un refrigerador con alimentos frescos para una dieta saludable
  • Para contar con una cocina eficiente debemos tomar en cuenta lo siguiente:
  • Siempre compra pensando en la calidad del producto. Más vale tener algo apto para consumirse con toda confianza.
  • Identifica bien tus productos de compras habituales (por mes o semana) para hacerlo de cantidades grandes pues aunque más grande el gasto en el momento se reducen costos al final del presupuesto. Por lo general son productos de alacena que perduran por mucho tiempo en almacenaje: azúcar, sal, especias, granos, harinas, enlatados y empaquetados.
  • Destina siempre parte del presupuesto y déjalo muy en claro que es para compras diarias. Pues los alimentos como las frutas, verduras y la mayoría de las carnes siempre serán mejor consumirlas lo más frescos posibles. Eso es por salud. Acostúmbrate a comer lo bueno. 
  • Come todo lo que dure poco en buen estado; compra lo justo, así evitarás el desperdicio y ahorrarás dinero. Así sean 2 manzanas y 10 uvas, acostumbrate a exigir y comprar razonadamente. De esta forma también fomentamos un cambio de cultura con los comerciantes. 
  • Si quieres y puedes alargar el tiempo de almacenaje solo es recomendable a través del congelado y si es por uno mismo qué mejor. 
  • Calcula las porciones por persona esto evitará generar sobrantes en exceso. 
  • Guarda las sobrantes y aprovéchalos en otras preparaciones ( ahí se empuja la creatividad del chef ) 
  • Conoce los principios de toda comida saludable ( Ver pirámide de los alimentos, grupos, vitaminas, minerales, etc. + en wikipedia) Existe mucha información al respecto y si no retoma los libros de texto de la escuela. Recuerda: Antes que ser un placer, la comida es para NUTRIRSE. 
  • Cocinar con poco aceite. 
  • Balancear los ingredientes, pues se cae con regularidad en los excesos que son los que causan tantas enfermedades. Identifica el tipo de alimento y distribúyelo en las raciones diarias. 
  • Programa tus menús por semana y deja si gustas el domingo para improvisar o de lo que has ahorrado comer afuera.

Entradas populares